50 años en tu casa

Gracias por dejarnos acompañarte en tus momentos más sabrosos.

Nuestra historia

Aceitunas Sarasa es una empresa familiar dedicada a la producción y elaboración de aceitunas de mesa y encurtidos de gran calidad. Fue fundada en 1968 por Rafael Rubio y Carmen Sarasa en “Las Conejeras”, un barrio del pueblo navarro Andosilla. En sus 50 años de trayectoria y siendo ahora dirigida por la segunda generación de la familia, la apuesta permanente por la innovación en los productos, servicios y procesos, así como la ampliación y modernización constante de sus instalaciones, ha convertido a Aceitunas Sarasa en una de las empresas de referencia en su sector.

Instalaciones a la vanguardia

Aceitunas Sarasa dispone de dos plantas de elaboración. La primera con 11.000m2 en Andosilla, Navarra y la segunda con 15.000m2 en Almendralejo, Badajoz. Ambas factorías incorporan modernas instalaciones, dotadas de tecnología de vanguardia, que permiten total flexibilidad para atender con garantía las necesidades del cliente. Las instalaciones están diseñadas para conseguir la optimización y rentabilidad de los procesos, garantizar el bienestar laboral de los trabajadores, y cumplir los requisitos de las normas internacionales que garantizan la calidad y seguridad alimentaria de nuestros productos.

Calidad y certificaciones

Aceitunas Sarasa cumple con las normas más exigentes en materia de calidad y seguridad alimentaria.

La evolución en calidad y seguridad alimentaria de la compañía en los últimos años ha sido paralela a los requisitos de las normas internacionales, alcanzando en la actualidad un nivel Alto de sus procesos según la norma IFS “International Food Standard”; norma internacional, reconocida por la gran distribución, que garantiza la seguridad de sus procesos.

La certificación según IFS, reconoce a Aceitunas Sarasa su compromiso con la calidad, la seguridad alimentaria y el cumplimiento de los requisitos legales de sus productos, lo que supone una total garantía para nuestros clientes.

Equipo comprometido

Con la ubicación de sus instalaciones en núcleos urbanos de mediana y pequeña magnitud, Aceitunas Sarasa actúa, junto con otras empresas, como motor del desarrollo local, generando puestos de trabajo de calidad para los jóvenes de la zona y potenciando sobre todo el empleo femenino. Más de 100 trabajadores aportan su conocimiento, talento y habilidad para elaborar el producto de acuerdo a las exigentes normas de calidad de la empresa.

El equipo de Aceitunas Sarasa está estructurado en diferentes departamentos: comercial, administración, producción, logística, calidad y seguridad alimentaria, medioambiente, I+D y exportación. Aceitunas Sarasa inició en 2011 un proyecto para implantar progresivamente criterios de responsabilidad social en su estrategia, planificación y gestión, que se ha traducido en su “I memoria de sostenibilidad” publicada en octubre de 2013.

El valor de la materia prima

Seleccionamos todas nuestras materias primas de acuerdo a los criterios más exigentes de calidad. Nuestra trayectoria y experiencia, nos permiten tener acuerdos con agricultores de las diferentes zonas geográficas de producción aceitunera nacional. La materia prima se cuida desde el momento de su recolección, al modo tradicional y siempre en su punto óptimo de maduración, hasta que se procesa en nuestras instalaciones. Una materia prima de calidad, el buen hacer de nuestros maestros aderezadores y líneas de elaboración dotadas de la última tecnología, permiten a Aceitunas Sarasa comercializar productos de gran calidad y sabor excepcional.

Responsabilidad Social Corporativa

Aceitunas Sarasa y el deporte

SARASA está convencida de que la práctica del deporte, unida a la alimentación equilibrada, contribuye a una mejor calidad de vida.

El patrocinio de equipos deportivos de diferentes disciplinas, el fomento de actividades deportivas a través de los canales de comunicación de la empresa, o la organización de eventos deportivos, entre otras actividades, demuestran el compromiso de la compañía con el deporte.